Dragones de alas negras

El color negro posee una connotación simbólica fascinante.  Negro es el color del inframundo para los griegos, del sufrimiento y el luto para los romanos, de la enfermedad, la muerte y la maldad para los habitantes de los pueblos medievales. Negro también es el color de la fertilidad de la tierra y del renacimiento para los egipcios, de las deidades de la noche para las culturas germánicas y escandinavas, y del agua en la teoría china de los Cinco Elementos. Como todos los colores, el negro está asociado a un profuso conjunto de ideas, fenómenos y términos que la metáfora y metonimia han recogido en la forma de expresiones que, debido al a la vinculación entre cultura y lenguaje, tienden a tener un significado negativo. Y cuando las alas y escamas de un ser que originalmente representa el caos y el carácter destructivo de la naturaleza son matizadas con este funesto color, el resultado es la fantástica encarnación de estos conceptos. Las serpientes que brotan de los hombros del malvado rey Zahhak, un infame personaje de la mitología persa derivado de la leyenda del dragón Azî Dahaka, son negras como la brea, los dragones representados en algunas hidrias griegas (Tifón, Ladón, la Hidra de Lerna) suelen tener este mismo color, y uno de los Reyes Dragones de los Cuatro Mares es el Hēilóng o Dragón Negro, una divinidad del clima que representa la esencia del invierno.

Sin embargo, en la mitología no son muy comunes los ejemplos en los que el color negro de los dragones tenga una importancia particularmente mayor a la de los muchos otros aspectos que estos simbolizaban para las culturas del pasado. Es por este motivo, y en parte también a mi preferencia por abordar a los dragones mitológicos desde otro tipo de perspectiva, que la entrada del día de hoy está dedicada a los dragones negros de mayor (o peor) fama  que sobrevuelan los cielos de la literatura y la cultura popular fantásticas. ¡Escuchemos sus rugidos!

Ancalagon (El Silmarillion – J. R. R. Tolkien)

Ancalagon el Negro no sólo es el primer dragón alado creado por Morgoth, sino también el más grande y poderoso de todos los dragones en el legendarium de Tolkien. El Silmarillion cuenta que durante la Guerra de la Cólera, evento que culmina con el asalto a Angband, Morgoth liberó a sus dragones alados en un último intento por repeler las fuerzas enemigas. El gigantesco Ancalagon dirige el ataque, y el terrible vuelo de los dragones es acompañado por truenos, rayos y una tempestad de fuego, logrando así que los ejércitos de los Valar retrocedan. Es entonces cuando Eärendil, con un Silmaril en su frente, cruza los cielos sobre su magnífico barco Vingilot, y junto a Thorondor y las águilas de Manwë se enfrenta a los dragones. Luchan durante un día entero, pero antes de que rompa el alba el capitán de Vingilot logra dar muerte a Ancalagon, cuyo cuerpo cae sobre las torres de Thangorodrim, reduciéndolas a ruinas. El hecho que su caída haya sido tan devastadora como para aplastar estas torres nos da una idea de las inmensas dimensiones de éste dragón, pues estas torres eran en realidad tres picos humeantes en la cima de un volcán de gigantescas proporciones.

nxy7l

Comparación del tamaño de los dragones de la Tierra Media (no oficial)

Balerion (Canción de Hielo y Fuego – George R. R. Martin)

Balerion el Terror Negro fue el dragón más grande de la casa Targaryen en el universo de la saga Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin. Sus dientes eran largos como espadas, la envergadura de sus alas era lo suficientemente amplia como para ensombrecer pueblos enteros cuando éste volaba sobre ellos, y sus mandíbulas eran tan grandes como para tragarse a un mamut entero. Balerion nació en Valyria y fue uno de los cinco dragones que Aenar Targaryen llevó consigo cuando huyó a Rocadragón tras la caída de Valyria. Su nieto, Aegon el Conquistador, utilizó a Balerion durante las Guerras de las Ciudades Libres, el cual quemó toda una flota de barcos de Volantis cuando ésta se disponía a tomar la ciudad de Lys.

Sin embargo, las más grandes hazañas de Aegon y Balerion tomaron lugar durante la Guerra de la Conquista de Poniente. Balerion fue usado para derrotar primero al ejército de Lord Darklyn y Lord Mooton, y luego para asaltar el inmenso castillo de Harrenhal, el último bastión del Rey Harren el Negro, gobernante de las Islas de Hierro y las Tierras de los Ríos; el rey y sus súbditos perecieron entre las llamas después que el fuego de Balerion redujera las torres del castillo a ruinas humeantes. Posteriormente, el poder de los tres dragones de la casa Targaryen, Balerion, Meraxes y Vaghar, es desatado sobre las numerosas huestes del Rey del Dominio, Mern IX Gardener, y el Rey de la Roca, Loren I Lannister. Cuatro mil hombres perecieron a causa del fuego de los dragones, entre ellos el propio rey Mern, y los ejércitos de ambos reyes se dispersaron ante la evidente victoria de Aegon. La reputación de los dragones Targaryen era tan aterradora que, cuando el rey Torrhen Stark y su ejército marcharon hacia el sur para hacer frente a Aegon el Conquistador y  contemplaron las tropas enemigas y los tres enormes dragones que las sobrevolaban, éste decidió someterse a Aegon sin librar batalla. Lo mismo ocurrió en la ciudad de Antigua, donde Lord Manfred Hightower abrió las puertas de su ciudad para rendirse a los Targaryen.

Balerrrrion

Balerion, The Black Dread (Tommy Scott)

El segundo jinete de Balerion fue Maegor el Cruel, segundo hijo de Aegon el Conquistador, quien lo montó para sofocar dos rebeliones, la de Jonos Arryn en el Valle cuando éste se declaró independiente al trono de los Targaryen, y la rebelión de la Fe Militante, en la cual quemó a setecientos Hijos del Guerrero. Asimismo, cuando el sobrino de Maegor quiso reclamar el trono para sí tras la muerte de su padre, Maegor montó a Balerion y luchó contra éste y su dragón, Azogue, dándoles muerte a ambos en la Batalla bajo el Ojo de Dioses. Balerion vivió durante doscientos años, y su último jinete fue Viserys I Targaryen, un gobernante mucho más afable que sus predecesores y que no quiso vincularse con otro dragón después de que Balerion muriera debido a su avanzada edad.

balerion

Balerion The Black (Ryan Barger)

Drogon (Canción de Hielo y Fuego – George R. R. Martin)

Drogon también pertenece a la saga épica Canción de Hielo y Fuego. Él es el dragón más grande y agresivo de Daenerys Targaryen. Sus escamas son negras, pero sus cuernos y espalda tienen el color de la sangre. El fuego que escupe de su boca es negro con vetas rojas, y sus alas tienen una envergadura de veinte pies. Drogon apenas tiene alrededor un año cuando Daenerys lo monta por primera vez, pero dado que continúa siendo un dragón bastante joven, se espera que alcance un tamaño mucho mayor, y considerando que los dragones de ese mundo crecen hasta el día de su muerte, su tamaño final podría ser gigantesco.

Drogon eclosionó de uno de los tres huevos que le regalaron a Daenerys el día de su boda con Khal Drogo, los cuales supuestamente el tiempo había petrificado. Drogon y sus otros dos dragones nacieron en la ardiente pira funeraria de Khal Drogo; Daenerys y los tres huevos fueron abrasados por las llamas, las cuales no quemaron su cuerpo, sino que le dieron vida a los dragones que yacían en su interior. Aun siendo una pequeña cría de dragón, Drogón protegió a Daenerys cuando ella estuvo a punto de ser capturada en el interior de la Casa de los Eternos de Qarth, quemando el corazón palpitante que yacía en el centro de una de sus habitaciones, lo cual hizo que la estructura misma del lugar se dañara. Posteriormente, Drogon es intercambiado por todos los Inmaculados de Astapor, los cuales sumaban alrededor de diez mil hombres (incluidos aquellos que estaban en entrenamiento); no obstante, esa era parte del plan de Daenerys, pues su dragón sólo podía obedecerle a ella. Al terminar la transacción, ella le ordena a Drogon atacar a los amos de los Inmaculados, y utiliza su recién adquirido ejército (los Inmaculados son estrictamente formados para obedecer sólo a su amo actual sin objeción alguna) para darle fin al reinado esclavista de Astapor.

Tras un terrible infortunio en el que un pastor de Meereen afirma que su hija fue asesinada por el dragón negro, Daenerys es obligada a encerrar a sus dragones en una de las pirámides de Meereen, con la excepción de Drogon, pues éste logra escapar de todos los intentos por capturarlo. Drogon reaparece cuando las arenas de combate de Meereen son reabiertas; atraído por el ruido y la sangre, el dragón desciende a la arena en donde yacía un jabalí para devorarlo, pero es atacado por su dueño y por varios soldados. Daenerys observa horrorizada cómo estos hombres se disponen a matar al dragón, y decide correr hacia él y montarse sobre su lomo. El dragón entonces alza el vuelo y se lleva a Daenerys consigo. Sin embargo, se cree que jinete y dragón serán irremisiblemente arrastrados por el destino para definir el futuro de los pueblos de la Bahía de Esclavos y de los Siete Reinos de Poniente.

drogon-pic

Drogon y Daenerys en la serie Juego de Tronos

Temerario (Saga Temerario – Naomi Novik)

Temerario es un dragón celestial negro en un mundo alternativo al nuestro durante las agitadas guerras napoleónicas, con la diferencia de que los dragones forman parte del aparato comercial y bélico de las naciones. Sus padres fueron dos dragones chinos, Lung Qin Gao y Lung Tien Qian. El huevo del que nacería había sido ofrecido originalmente por la familia imperial china a Napoleón Bonaparte, quien había sido coronado Emperador de Francia.  Sin embargo, el huevo eclosiona durante el viaje cuando el barco es tomado por la nave del capitán inglés William Laurence, y debido a que los dragones forman un vínculo con la primera persona que los alimenta, éste termina convirtiéndose en su compañero, recibiendo el nombre de Temerario.

Como todos los celestiales, Temerario es un dragón muy inteligente, capaz de hablar varios idiomas con fluidez (inglés, francés y chino) y de aprender con bastante facilidad (sus libros favoritos son los de ciencias y matemáticas). Asimismo, él consigue aprender una habilidad única en los celestiales, el Viento Divino, un rugido sónico que puede destruir madera, rocas y huesos, alzar olas gigantes y hundir barcos que consigue utilizar por primera vez contra varias naves de una flota de fuerzas francesas que intentó invadir Bretaña.

Temerario es un dragón de naturaleza noble y gran lealtad. Cuando tuvo la oportunidad de permanecer en China, donde se sentía bastante cómodo entre dragones de su especie, opta por seguir a Laurence para mejorar las condiciones de vida de los dragones británicos. Asimismo, participó en la búsqueda de la cura para una terrible enfermedad que empezó a atacar a los dragones de Europa; no satisfecho con haber hallado la cura en Ciudad del Cabo y ayudar a los dragones británicos, Temerario decidió ayudar a los dragones de todas las regiones de Europa, incluidos los dragones del enemigo (Francia), acción de no estaría libre de serias consecuencias. No obstante, el sentido de la justicia del dragón siempre prevalece, lo que lo lleva en varias ocasiones a compartir el mismo destino de sus compañeros.

temeraire

Temeraire (Todd Lockwood)

Khisanth (Saga Dragonlance)

En la saga fantástica Dragonlance, Khisanth fue una feroz dragona cuyas enormes alas y sinuoso cuerpo serpentino estaban revestidos de escamas negras. Sus ojos rojos, sus garras y colmillos eran blancos, y su vientre era de una oscura tonalidad amarillenta. Ella era apenas una cría cuando los bakali, una raza reptiliana que la custodiaba, le pidieron que entre en un largo periodo de hibernación durante el cual podría desarrollarse mientras ellos la cuidaban. Al despertar, ella se hizo amiga de dos “nyphids”, Kadagan y Joad, cuya apariencia era muy similar al de las hadas. Ellos le enseñan cómo podía cambiar de forma, lo que la llevó a merodear por Ansalon bajo el aspecto de una hermosa mujer humana, haciéndose llamar Onyx. Sin embargo, sus dos amigos mueren a causa de un grupo de bandidos humanos, lo que la llena de una cólera que la lleva a matar a los responsables y a abandonar esas tierras. Durante un tiempo viajó en compañía de otro dragón negro llamado Pteros, al cual le da muerte al enterarse que éste quería entregarla a otros dragones.

Finalmente, ella decide unirse a los ejércitos del Gran Señor Maldeev, cuyas fuerzas eran parte de las vastas huestes de la Reina Oscura. Allí ella se hizo amiga de Jahet, el dragón de más alto rango en el Ala Negra, la escuadra de dragones negros bajo el mando de Maldeev. Khisanth participó en varias de las batallas de la guerra por la conquista de Ansalon hasta el día en el que atestiguó la muerte de Jahet. Khisanth tenía varios motivos para atribuir la muerte de su compañero al Gran Señor Maldeev, pero ella fue forzada a formar un vínculo con él en una ceremonia para volverse su nueva montura, sirviéndole por espacio de dos años. Sin embargo, cuando Maldeev prefirió montar otro dragón durante un ejercicio de entrenamiento, ella se sintió tan insultada que se arrojó sobre su antiguo jinete y le arrancó todos los miembros. Como castigo, ella fue expulsada del Ala Negra, y se le encomendó la labor de guardar los Discos de Mishakal en Xak Tsaroth. Ella custodia ese lugar durante varios años, hasta que las singladuras de los Héroes de la Lanza los llevan a internarse en su guarida, donde se enfrentan a Khisanth.

khisanth-clyde-caldwell

Captured by the Black Dragon Khisanth (Clyde Caldwell)

Alamuerte (Warcraft)

Alamuerte el Destructor (originalmente conocido como Neltharion) es uno de los cinco Dragones Aspectos y el líder del Vuelo de los Dragones Negros, un grupo de dragones negros que antiguamente vigilaban las entrañas de la tierra en Azeroth hasta que los Dioses Antiguos encerraron parte de su alma en un artefacto mágico denominado “Dragon Soul”, lo cual hizo que él y sus dragones se volvieran contra sus semejantes y las criaturas que anteriormente habían protegido hasta antes de la Guerra de los Ancestros. Alamuerte es descrito como una enorme monstruosidad que se alza como una montaña cubierta de escamas bajo las cuales discurren canales de lava y magma.

Sus oscuras intenciones se revelaron cuando, en compañía de los otros Vuelos de los Dragones, acudió a ayudar a los elfos nocturnos mientras estos libraran una cruenta batalla contra los demonios invasores en Zin-Azhari, donde solía hallarse el Pozo de la Eternidad. Durante la batalla, Alamuerte utilizó su artefacto para destruir a la mayoría de los demonios y a numerosos elfos nocturnos. Su traición hizo que todos los dragones lanzaran un ataque contra el Vuelo de los Dragones Negros, pero haciendo uso nuevamente de su artefacto, Alamuerte acabó con la vida de casi todos los dragones azules. Tras la terrible tragedia, Malfurion Stormrage logra descubrir la ubicación de la guarida de Alamuerte y arrebatarle el Dragon Soul mientras dormía. Desafortunadamente, este artefacto sería eventualmente utilizado para permitir el paso del titán oscuro Sargeras al mundo de Azeroth.

Alamuerte posee un inmenso poder sobre la tierra, el cual le permite alzar volcanes y causar desastres que amenazaron a las criaturas de Azeroth durante muchos años. Eventualmente el consigue manipular a los orcos para que éstos aprisionen a Alexstrasza, la líder del Vuelo de los Dragones Rojos, quienes la usaron a ella y a sus consortes para que le proporcionen dragones a la horda tras redescubrir el Dragon Soul. Ella fue su esclava por un largo periodo de tiempo hasta que el joven mago Rhonin fuera enviado para liberarla en compañía de los otros tres Dragones Aspectos, Malygos, Ysera y Nozdormu. Debilitados por el Dragon Soul, ellos inicialmente no eran rivales para Alamuerte, pero cuando Rhonin se hace con el artefacto y los utiliza para liberar a la dragona roja, descubre su debilidad y lo destruye, con lo que se restablece el poder de los Dragones Aspectos. Incapaz de derrotarlos, el gigantesco dragón negro es forzado a huir y ocultarse.

Alamuerte reaparece en Azeroth tras el Cataclismo, un desastre mundial que él mismo causó como parte de su venganza contra los Aspectos. El dragón negro lanza una serie de ataques sobre diversos reinos y ciudades, y los Aspectos restantes deben aunar fuerzas junto con los Héroes de Azeroth si desean evitar ser esclavizados por Alamuerte y los Dioses Antiguos que corrompieron su mente.

deathwing_dragonlord_full-by-alex-horleydd

Deathwing, Dragonlord (Alex Horley)

Alduin (The Elder Scrolls V: Skyrim)

Alduin el Devorador de Mundos es el primogénito del dios Akatosh, la deidad principal de los Nueve Divinos. Sus escamas son negras, sus ojos rojos, posee dos largos cuernos y su espalda está recubierta de gruesas púas irregulares. Alduin fue el primer dragón que gobernó a los mortales y a los mer en el pasado, hasta que éstos se alzaron contra sus amos en la Guerra del Dragón, en la cual ellos resultaron victoriosos gracias a la ayuda de la diosa Kynareth y del dragón Paarthurnax, quien les enseña cómo usar el Thu’um, una forma de magia que utiliza el lenguaje de los dragones para lanzar gritos de inmenso poder. Sin embargo, Alduin no podía ser asesinado, por lo que utilizando un Pergamino Antiguo en la Garganta del Mundo, Alduin fue enviado a un punto posterior en el tiempo, resurgiendo al principio de la Cuarta Era.

El orgullo y poder de Alduin lo impulsaron a conquistar Nirn (el mundo corpóreo) y tomar su propio rol como “Devorador de Mundos”. No obstante, tras ser expulsado de su línea de tiempo y reaparecer en el futuro, descubre que casi todos los dragones habían muerto, por lo que decide ir a los lugares donde yacen los restos de éstos dragones para resucitarlos y cumplir con el destino que él mismo se había impuesto. Su llegada también coincide con un conflicto civil a gran escala en la tierra de Skyrym ocurrida tras la muerte de su rey, lo cual ha divido a la mayoría de sus habitantes en dos facciones opuestas (los Imperiales y los Capa de Tormenta), situación ventajosa para los dragones ya las razas mortales no se encuentran bien organizados. Sin embargo, el plan de Alduin no está exento de obstáculos. Existe una profecía antigua según la cual el último de los Dovahkiin (el Sangre de Dragón) podría ser capaz de derrotar al dragón tras reunir el poder de los dragones en la forma de Thu’um, y el combate final entre Alduin y el Sangre de Dragón decidirá el destino del plano mortal.

alduin-the-elder-scrolls

Alduin en el juego The Elder Scrolls V: Skyrim

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s